Los 5 grandes errores que te destrozan una clase por videoconferencia

20 · Ago · 2020

LA CONFIANZA EN TI, TU MEJOR ALIADA

Elegir  cómo afrontar las cosas que nos vienen es decisión nuestra y solo nuestra. Puedes perseverar en la queja, la inseguridad y la rebeldía contra el cambio o puedes intentar ver ese lado oscuro como una oportunidad para hacer algo inquietante, sin que el miedo te limite.

¡TÚ DECIDES!

En esta nueva entrada  reflexionaremos sobre los errores que se cometen a la hora de enfrentarnos a una clase virtual y te aportamos soluciones e ideas que te ayudarán  tomar el control y a impartir con mayor seguridad este tipo de clases

¿LE DAMOS LA VUELTA  A LA TORTILLA?

Te voy a contar algo que me sucedió hace unos días y que me servirá en este post como introducción para compartirte algunas ideas sobre  cómo afrontar con éxito una clase por videoconferencia.

Estaba trabajando en mi despacho, en mis mil cosas de Exdintra y sonó el teléfono. Era Lola, una  buena amiga que en un momento crucial de mi vida me ayudó a poder salir de una empresa en la que no me encontraba bien trabajando y a dar el salto a la situación en la que estoy hoy, haciendo algo que me apasiona. Lola, es una mujer fuerte, emprendedora, muy inteligente, y  apasionada en todo lo que proyecta. Hace unos años decidió montar una empresa de enseñanza de idiomas y en un tiempo record, con perseverancia y confianza en su proyecto, contó con  un número de alumnos considerable y unas referencias impresionantes, por la calidad de las clases y el trato tanto a padres como alumnos. Todo funcionaba muy bien, la empresa crecía a pasos agigantados, cada vez se podía contratar a más personas en la escuela, hacer más cosas extras, etc., ¡funcionaba! pero llegó  febrero de 2020 y la pandemia del COVID-19 hizo que toda esta magia se desvaneciera de un día para otro.

Lola me llamó exhausta, invadida por el pánico, me decía que no estaba preparada para el cambio, que había perdido el control, que le aterrorizaba  tener que mover lo presencial a lo virtual y que sentía que todo esto le estaba causando un palpable deterioro en su salud.

Cuando se calmó le hice entender que solo estaba invadida por el miedo a lo desconocido y que no estaba viendo las increíbles ventajas del cambio en su negocio.

Lola tenía que aprender a confiar  en ella, en sus capacidades y en sus posibilidades, y eso le haría reinventar su proyecto solo desde otra perspectiva pero sin perder la esencia, nada más. La clave volvía a ser LA CONFIANZA.

Le recomendé que se hiciera una presentación para sus profesores y los padres de sus alumnos, para poder romper creencias limitantes con respecto a la enseñanza virtual  compartiendo todas las ventajas que tenía este cambio. Además le hice ver que los centros ahorran costes y no se ven tan limitados a la hora de matricular alumnos, ya que las plataformas dan cabida a muchos más alumnos  que los que puede acoger el espacio físico del aula

Dar clases on line  por videoconferencia conlleva muchos beneficios tanto para profesorado y centro como para los alumnos, beneficios que  resumo en esta ecuación:

Clases por videoconferencia =  chanclas y yoga + comodidad + efectividad

En la primera parte de esta guía, os comentaba la importancia de seleccionar una plataforma que permitiera hacer videoconferencia y poderlas subir. Cuando finalizamos una clase presencial ya no tenemos oportunidad de volverla a vivir, se termina  y solo nos queda el poder recordar las ideas y la experiencia de la misma. Es más, si no asistimos a ella, dependemos de lo que nos cuenten o el material que nos aporten, nada más.

 Cuando las clases son virtuales la mayoría de las herramientas que nos permiten hacer la videoconferencia nos dan la opción de que sean grabadas y ese material  que el alumno guarda para siempre tiene un valor excepcional ya que  puede servir:

  • Para recordar el contenido tal y como se explicó o como se impartió ese día en clase (poderlo repetir tantas veces como queramos para reforzar el conocimiento)
  • Para escucharnos y visualizarnos, de forma que esa observación d nosotros mismos nos ayude a autoevaluarnos y ser conscientes de nuestro progreso en el aprendizaje, donde estamos avanzando y en qué debemos seguir trabajando
  • Para usarlas en otras clases como material de trabajo, revisión de ideas, de contenidos, etc.

Si eres profesor podrás usar estas grabaciones de aula para tutorizar personalmente al alumno mejor, con evidencias y  además evaluarte a ti mismo, ya que es una herramienta 5 estrellas para los procesos de autoevaluación.

Si algún día no puedes dar clase, no pasa nada, no se pierde. Grábala y mándasela a tus alumnos a la plataforma y que realicen la clase sin ti, solo usando tu vídeo explicativo y las actividades colgadas en ella  de acuerdo a los contenidos  de ese día. Como ves,  esta opción fomenta el trabajo autónomo y la creación de un contenido colaborativo  por parte del alumnado y para las escuelas es una gran ventaja porque no se ven con ese vacío en el aula un día que el profesor no pueda asistir a la escuela.

Como ves, la virtualidad no es tan mala

Ahora piensa en tus clases virtuales ¿ estás cometiendo estos cinco grandes errores?

 Ahora vamos a enfocarnos en esos errores básicos que pueden boquearte a la hora de dar una clase por videoconferencia y subir tu nivel de estrés y ansiedad. Son ideas clave que te ayudarán a salvar tus clases.

  • PRIMER ERROR: hacer clases basadas en el discurso del profesor [TTT: TEACHER TALKING TIME.]

Muchos docentes por falta de planificación y búsqueda de herramientas digitales defienden sus clases manteniendo un discurso continuado. Esto es las clases presenciales quizás puede servir pero en las virtuales es un fracaso inmediato del proceso de enseñanza. Los alumnos pierden con mayor facilidad la atención y la desconexión con el aula es automática.  Para ello recuerda la importancia de hacer de tu videoconferencia un trabajo grupal  en el que los alumnos tengan siempre un rol activo, variando  las tareas y creando dos cosas fundamentales: curiosidad por lo que hacen e interdependencia positiva en la realización  de tareas.

  • SEGUNDO ERROR: no planificar las clases con anterioridad improvisando materiales e ideas

A diferencia de las clases presenciales una de las desventajas para los profesores es que  la planificación de estas clases requiere un mayor tiempo por nuestra parte a la hora de planificar ya que habrá que estar innovando en presentación de contenidos, actividades de refuerzo al aprendizaje, creación de proyectos colaborativos, usando herramientas y recursos digitales variados que motiven a los alumnos en estos entornos. Tendremos que tener cuidado especialmente en:

  1. La selección de la dinámica de grupos en las diferentes tareas, atendiendo a su personalidad, ritmos de trabajo, estilo de aprendizaje, etc.
  2. Qué actividades pueden ser realizadas sin que supongan un obstáculo en el proceso y la consecución de nuestros objetivos. Elígelas con sumo cuidado.

En esta segunda opción, b), tendrá un peso importante la plataforma  con la que estés trabajando. Como mencionaba en el primer post de esta guía, cuantos más recursos tenga (quizz; matching; videos; digital blackboard.) más fácil te será hacer clases variadas

  • TERCER ERROR: no hacer nosotros antes las actividades en la plataforma para poder detectar el nivel de dificultad en su realización y adelantar problemas preparando una solución

Siempre que vayamos a seleccionar una herramienta o recursos digital para llevar al aula virtual es muy importante que antes hagamos una prueba del uso nosotros, así podremos detectar el nivel de dificultad, el riesgo a un bloqueo por parte del alumno al usarla, anticipar problemas de gestión de ese recursos una vez que estemos en la clase y saber  qué plan B deberíamos preparar en caso de que fallara, es decir, con qué otra actividad se podría complementar o sustituir,

  • CUARTO ERROR: pensar que cualquier espacio es válido  para dar la clase

Algo muy importante si te vas a dedicar a dar clases on line es cuidar tu espacio de trabajo. Evita lugares ruidosos, oscuros, desordenados, llenos de cosas, en definitiva,  poco motivadores. Elige espacios con luz, si es posible con una pizarra  de fondo donde ir anotando ideas, reforzando la que tengas en tu herramienta virtual si es que la tienes. Busca un espacio con pocas cosas para no distraer la atención y prepara todos los recursos físicos cerca de ti (elementos como fichas, objetos, etc.) que te puedan hacer falta para no tener que abandonar la clase continuamente.

  • QUINTO ERROR: estar convencido de que todo lo que hacía en mi clase presencial lo voy a poder hacer en mi clase virtual  

La clase virtual tiene su propia manera de gestionarse a nivel de  comunicación, de movimiento espacial, de intervención o acción dentro del aula, de dinámicas de grupo, de instrucciones, de uso de la pizarra, etc. no todo vale y cada cosa hay que tratarla de acuerdo a este contexto concreto. Por eso, es necesario cualificarse, coger mayor seguridad  de acción y transmitir a los alumnos que controlamos la situación. Siempre que usamos la tecnología estamos expuestos a fallos y más aún si no es nuestro fuerte en este momento. Es por ello que volvemos a la palabra clave de este post, no pierdas la CONFIANZA, eres capaz de hacer excelentes clases virtuales y estoy convencida de que disfrutarás de ello, reducirás cada vez más ese volumen extra de trabajo que te está suponiendo esta nueva situación y transitarás hacia el mundo virtual con menos estrés.

¡¡Déjanos un comentario sobre  este post!

Queremos saber si ha sido de utilidad para ti y así seguir mejorando en nuestras aportaciones  ofreciendo contenido de valor a la comunidad docente

 

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS

Relacionados