Escuelas activas, alumnos pensadores independientes

22 · Dic · 2021

Teaching Kids How To Be Free And Independent Thinkers

Hace unos días compartí en la radio una charla con Alexis Melgar en la que hablábamos de Docencia Consciente. Me preguntaba qué era eso de la “docencia consciente” y cómo se llevaba a las aulas del presente (aquí puedes ver la entrevista completa).

Perdonad que me salte un poco el hilo discursivo, pero en este punto necesito transmitiros esa sensación de “magia vital” que llevo experimentando en estas últimas semanas, en las que me están sucediendo muchas cosas que aportan máximo sentido a mi IKIGAI o propósito de vida, vienen solas como por arte de magia, en el momento perfecto y el espacio justo ¡¡sorprendente!!.

Volviendo a mi discurso sobre la consciencia…Escuchando una entrevista que Paulo Ferraro hace a la abogada Rosana Brill sobre cómo trabajar desde la mirada sistémica en jurisprudencia, me di cuenta de que vamos demasiado acelerados como para darnos cuenta de “algo” en nuestras vidas. El mundo está asistiendo a un cambio de paradigma global que pide un enfoque de nuestra misión de vida desde una perspectiva más humana, más sana, más consciente, y por ende, más comprensiva. 

Cuando hablamos de consciencia hablamos de poder ampliar mucho más nuestra mirada, de salir de las estructuras que nos encorsetan, de unos sistemas de creencias que nos han ido marcando nuestra trayectoria de vida en los diferentes ámbitos (familiar, educativo, cultural, social, etc.) para seleccionar de ello lo mejor, lo que realmente nos vale y amplificarlo.

La consciencia es como poner una lupa con un foco para poder ver lo que está ahí, y que sin esa luz, sin foco, no podrías ver. Es esa apertura, esa expansión, esa magia del descubrir más allá de tu visión.

La toma de consciencia nos conecta con esa mirada ampliada de todo lo que somos, recibimos y hacemos. El docente consciente:

  • Está conectado con su propósito de vida, vibra con lo que hace, le encanta, le apasiona enseñar y ve los obstáculos como oportunidades para su evolución profesional.
  • No se queda solo en el conocimiento didáctico, es curioso, innovador, creativo,  es atrevido e incorpora a  su docencia recursos, ideas y herramientas de otras áreas, (la neurociencia, la leyes sistémicas, la meditación, el mindfulness, la inteligencia emocional, la PNL, etc.).
  • Sabe que el aula es un espejo de su energía y que de él depende en gran parte ese sentir.

Para el piloto automático y toma consciencia del aula. Nos pasamos años dentro de un sistema educativo “en ese piloto automático”, y al final nos damos cuenta que pese a todo lo que hemos estudiado, memorizado, leído… no sabemos y no podemos disfrutar de lo más nos gusta, nuestra vocación, pero ES TARDE.

Por eso, tomar consciencia a tiempo  en nuestro día a día como profes, nos permite fluir con lo que somos y lo hacemos, de nuestras clases y de nuestros alumnos, y nos deja espacio para reestructurar aquello que no nos está facilitando el camino, que nos obstaculiza el propósito y que no nos permite divertirnos como docentes.

GREGG BRADEN, EN SU SERIE “ESLABONES PERDIDOS”, AFIRMA:

“LA EDUCACIÓN ES LA LLAVE PARA RESOLVER TODOS LOS PROBLEMAS QUE PODRÍAMOS TENER EN NUESTRAS VIDAS”

Es por ello que,  consciente de este valor de la educación, tenemos que apostar por esta transformación de las aulas desde un enfoque holístico e integral.

Si estamos en este punto es el momento de prosperar y no sobrevivir, es el momento de fortalecer cambios y no morir en el intento.

Te invito a experimentar otra manera de sentir la docencia haciendo cambios que te van a enriquecer profesionalmente y personalmente

¿Te atreves?

Las escuelas activas nacieron de esa a finales del XIX con una clara visión de lo que tendría que ser la educación desde una perspectiva basada en el respeto a las necesidades e intereses de los alumnos para desarrollar un espíritu crítico y de cooperación. Trabajar en las aulas partiendo de esta idea dará a nuestros estudiantes máxima garantía de éxito en  su progreso educativo y una mayor personalización y autonomía del aprendizaje.

¿Cuáles serían estos puntos claves que como docentes debemos empezar a trabajar en nuestras aulas y en nuestros centros?

1. Poner foco en la motivación intrínseca del alumnado, preocuparnos por conocerlo mejor y saber sus gustos, lo que le motiva, cómo es, qué es significativo para él en el aprendizaje, lo que es afín a su talento. Desde el respeto de su individualidad. 

2. Reforzar el sentimiento de responsabilidad individual y social, “bien entendida”,como  COMPROMISO con su aprendizaje consciente para alinearse con su propósito y poder vivir desde la alegría y la plenitud en todo lo que hagan en la vida y en sus entornos sociales.

3. Trabajar en las aulas desde la disciplina y el lenguaje positivo. Aprovecho esta idea para recomendar la página de Diana Hernández www.infanciaenpositivo.com  colaboradora en el Máster de Neuroeducación, Desarrollo Personal y Docencia Positiva que impartimos en EXDINTRA y un podcast donde habla de la disciplina positiva con ideas muy interesantes aplicables al aula.

4. Trabajar desde la cooperación, poniendo cada uno su individualidad al servicio de una colectividad, de un grupo de trabajo…Los alumnos pasan a ser ahora actores principales de sus vidas, conscientes de su propio aprendizaje.

5. Dedicar tiempo al desarrollo personal de cada alumno, creando aulas emocionalmente saludables y evolucionando como personas, para encontrar encontrar herramientas que le ayuden a vivir mejor.

Aprovechemos estos momentos de cambio a nivel global para empezar a generar  transformación en nuestra actuación como docentes:

Centrándonos más en el alumno, con un vínculo más intenso. Demos fuerza al profesor observador, guía, facilitador y acompañante en el proceso, un proceso que debe estar más centrado y personalizado en el alumno, y que no debe aterrizar en un examen sino sobrevolarlo. El objetivo no está en el final del viaje sino en disfrutar del camino.

Consideremos que se nos abre una gran oportunidad en las aulas para encontrar ese “elemento” de cada uno, del que hablaba el gran pedagogo Ken Robinson, que siempre defendió las aulas como espacios creativos.

Eso va a hacer que como profesores hagamos el seguimiento del estudiante no solo en el plano académico sino también concediendo valor al plano personal.

Una educación con enfoque hacia el futuro, más práctica, más cooperativa, más en sintonía con las nuevas generaciones de estudiantes, más alineada con los principios neuroeducativos, donde lo importante es fomentar la curiosidad por el aprendizaje, la creatividad en las tareas y darle un papel más activo al alumnado en el aula, pasando de ser un consumidor de contenido a ser un prosumidor del mismo.

A  día de hoy, debemos estar enfocados en dar respuestas a los alumnos y a empezar a generar aulas brillantes que se adapten con flexibilidad y de forma inteligente a las profesiones del futuro que aún incluso, a día de hoy, no tienen nombre.

En la actualidad la mayoría de los sistemas educativos no promueven una enseñanza potenciando la iniciativa de los estudiantes que se encuentran supeditados a “aulas obedientes” y donde los estudiantes buscan la aprobación y el reconocimiento de los mayores.

Pasan años atrapados dentro de un sistema que no les aporta las herramientas ni las soft skills necesarias para poder vivir y desarrollarse en plenitud de manera autónoma, perdiendo lentamente la confianza en sí mismos y la creencia de que ellos pueden ser los creadores del mundo y de la realidad que les toca vivir.

Me impactó una noticia que leí el otro día con respecto al cambio que están ya ofreciendo centros como el de la Salle donde en los próximos años se implantará un “nuevo modelo pedagógico que conlleva una profunda revolución de la educación, en la que el alumnado aprende más y mejor por asumir el rol de protagonista en el proceso”.

Me alegré profundamente y me emocioné leyendo estas líneas, porque vi que estos cambios de paradigmas afines a las actuales generaciones se estaban materializando y eran reales, que por fin la escuela iba más allá de las teorías, como dice en su libro  “Aprendizaje para la vida” Lourdes Jiménez, la mejor docente de España en 2019 y profesora de nuestro Máster de Neuroeducación, Desarrollo Personal y Docencia Positiva.

Termino con una frase de Lourdes Jiménez que me ha llegado al corazón

Nuestro objetivo como docentes es hacer que nuestros alumnos se enamoren de su escuela, de su aula, porque es suya, no nuestra…¿Están tus alumnos enamorados de su aprendizaje? Un aprendizaje para toda la vida


La autora de esta entrada dirige, mentoriza y coordina ICTM (Integrated and Conscious Teaching Mentoring) FOCUS ON-U, un programa integral y personalizado de Mentorización y Asesoramiento para Docentes donde se trabaja desde el coaching educativo, la pedagogía y el desarrollo personal para ayudar a los docentes a tomar el control del aula y disfrutar al máximo de su trabajo desde una visión holística de su labor profesional.

Si estás interesado en nuestro programa ICTM «FOCUS ON-U» HAZ CLICK en el enlace ≫≫≫


¡DÉJANOS UN COMENTARIO SOBRE ESTE POST!

Queremos saber si ha sido de utilidad para ti y así seguir mejorando en nuestras aportaciones ofreciendo contenido de valor a la comunidad docente.

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS

Relacionados